EL OZONO Y EL COVID – 19

NUESTRA CONCEPCIÓN 

Es evidente que la Humanidad atraviesa uno de esos momentos significativos que la historia registra como puntos de inflexión, en los que deben adoptarse medidas urgentes, de alcance global, que signarán el devenir de la especie humana en nuestro castigado mundo.

Porque la pandemia que supone la acción del COVID 19 no deja de ser una reacción, de nuestro entorno, frente a los incalculables daños que causamos continuamente a la naturaleza.
Pero en esta ocasión, los únicos afectados somos, precisamente, los agresores. Parece irracional ignorar esta advertencia.

Desde este punto de vista, La Tierra De Nuestros Hijos ha entendido que la defensa de nuestras vidas, aún consideradas como el supremo valor en juego, no puede enarbolarse sino por mediosque no agraven los desequilibrios que parecen ser, en definitiva, la raíz del problema.

Se planteaba, entonces, la determinación de sistemas o procedimientos que, además de una probada e indiscutible eficacia, garantizaran que su utilización más intensiva no afectaría otros perfiles del delicado concierto natural.Y hemos podido encontrarlos.

Se trata de implementar, en pro de la salud humana, uno de los elementos que la Naturaleza a puesto a nuestro alcance y que puede convertirse en el factor determinante de aquella preservación, imprescindible para detener la multiplicación de un virus que escapa a los esfuerzos de la ciencia, y que se impone como condición ineludible para la reiniciación de actividades que se estiman basamentales para la continuación de la gestión humana en el planeta.

Sobre esta base y luego de innumerables estudios y pruebas de campo, podemos afirmar que las técnicas, sistemas, procedimientos, instalaciones, conductas, etc., vinculados a la utilización del OZONO como elemento fundamental de una debida asepsia, preventiva de eventuales contagios, han cumplido con la totalidad de los requisitos (de toda índole) a los que puede someterse un régimen general como el que proponemos.

En tal contexto, estamos convencidos que la lectura de los elementos ilustrativos que se acompañan devendrá en la coincidencia con los postulados expuestos y habilitará la concertación de actividades conjuntas cuya concreción resulta inexcusable en razón de la urgencia del problema.

El OZONO
La única alternativa segura en higiene y desinfección.
Una defensa contra el COVID 19

En los últimos meses el mundo ha cambiado radicalmente debido a la pandemia y la crisis sanitaria provocada por el coronavirus COVID-19 originado en Wuhan (China), Capital de la Provincia de Hubei ubicada en el centro de China.-

No parece necesario abundar sobre las consecuencias que le ha producido a la humanidad este nuevo tipo de cepa de coronavirus, dado que todos nos encontramos informados  minuto a minuto de la cantidad de personas que se han infectado, las que se encuentran en estado delicado, las muertes producidas y también los que se han curado, aunque con dudas  sobre la posibilidad de que pudieran volver a infectarse.-

En innumerables  laboratorios del mundo (incluso en nuestro país) se está trabajando sin pausa con investigadores y profesionales de valía, para lograr crear una vacuna salvadora o por lo menos algún remedio que pueda ayudar a su tratamiento.-

No obstante, mientras no se tengan más datos sobre esta cepa del virus y no se realicen las pruebas necesarias para que se desarrolle una vacuna, lo que podría llevar todavía en el mejor de los casos más de un año, hay que seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud OMS, y tomar las medidas preventivas necesarias para mitigar los efectos producidos por el virus.

Es ya conocida por todos la facilidad con que se produce el contagio de unos a otros, pero también sabemos que existen una serie de prevenciones que debemos realizar para cuidarnos de esos posibles contagios.-

Entendemos que resulta  esencial atender la difícil situación sanitaria de la población en un país como el nuestro que como casi todo el resto del mundo, no se encontraba preparado para recibir una pandemia como la que nos ha tocado.-

Empresas, instituciones y organismos públicos, necesitan ineludiblemente adecuar su funcionamiento y tomar acciones para contener los efectos sanitarios.

Esta compleja tarea tendremos que transitarla uniendo fuerzas y aportando lo que la experiencia de cada sector aconseje para lograr soluciones convenientes, dinámicas, y efectivas para la sociedad, con responsabilidad y solidaridad y con un objetivo común.-

Cómo prevenirnos del contagio del COVID-19

Una persona puede contagiarse tanto por vía respiratoria, ocular o bien al tocar con las manos alguna superficie en que se hayan depositado las pequeñas gotas y luego tocarse la cara.

Tanto la Organización Mundial de Salud como las autoridades sanitarias de todo el mundo, además de aconsejar el distanciamiento social, el constante lavado de manos con agua y jabón y el uso de tapa-bocas o barbijos, están buscando otros métodos para proteger a la población.

A medida que se vayan liberando actividades y los ciudadanos empiecen a movilizarse, a concurrir a sus lugares de trabajo, escuelas, bancos, centros comerciales, supermercados y a utilizar los medios de transporte y moverse en lugares con alta afluencia de gente, los riesgos de contagio aumentarán.

Es así que todo tipo de empresas y entidades, tienen la responsabilidad de ir implementando medidas eficientes de desinfección preventiva, en salvaguarda de la salud e higiene de las personas y los ambientes.

Necesitamos contar con una defensa que disminuya las posibilidades de contagio.

Para ello, la tecnología tiene algunas respuestas en forma de dispositivos enfocados en disminuir las posibilidades de transmisión del virus, incluso para los lugares con una gran afluencia o tránsito de personas, como pueden ser los intercambiadores de transporte público, la entrada a las fábricas o los centros comerciales.

El OZONO
La única alternativa segura de higiene y desinfección.

En referencia a que ya se está implementando, la apertura de lugares comunes y el reinicio de actividades por sector en diversas áreas de manera gradual, entendemos que es necesario e ineludible realizar tareas de prevención mediante la desinfección de todo tipo de espacio, para ayudar a lograr una barrera sanitaria.

En consecuencia, nuestra fundación avalada por experiencia, conocimiento y la vasta trayectoria de los profesionales que la integran, así como por las organizaciones internacionales consultadas, hemos concluido en que para cumplir con esa desinfección, la única alternativa segura es el uso de ozono.-

La aplicación del ozono, entendemos es imprescindible, y debe realizarse en forma gaseosa mediante generadores ubicados en cabinas o túneles de acceso a los lugares,  logrando así que todas las personas y sus pertenencias ingresen completamente sanitizadas; o mediante cañones para desinfectar en todo tipo de ambientes cerrados. En ambos casos se logrará no sólo mitigar la propagación del COVID-19 sino de cualquier otro virus u otros microorganismos que pudieran afectar la salud de los ciudadanos.-

El OZONO (O3) es un componente natural del aire limpio y seco, como el nitrógeno, oxígeno, argón, etc. en una proporción de 0,000002% en volumen, existiendo en la atmósfera (190xl0.000.000) tm. Algunos de los gases que componen el aire tienen una misión específica que cumplir. En el caso del OZONO, es la de eliminar los agentes contaminantes que no formen parte del aire limpio y seco. Las características químicas del OZONO, nos lo presentan como un gas inestable.

Es precisamente gracias a esta inestabilidad a la que se debe su rapidez de actuación y su capacidad de convertirse nuevamente en oxígeno normal.

Según la OMS, el ozono es el desinfectante más eficiente para todo tipo de microorganismos. Está demostrado que es al menos diez veces más potente que el cloro.

El empleo de ozono para la desinfección de aire y superficies, resulta mucho más eficiente y seguro que el uso de cualquier otro  desinfectante, tanto por su eficacia, como por su rápida descomposición, que hace que no deje residuales peligrosos.

El ozono es un potente desinfectante utilizado desde hace décadas en muy diversos campos, tanto en agua como en aire. Se puede decir que no tiene límites en el número y especies de microorganismos que puede eliminar, dado que actúa sobre estos a varios niveles.

El ozono, formado por tres átomos de oxigeno  es uno de los más potentes oxidantes que se conocen, por lo que es capaz de eliminar no sólo virus, sino también un amplísimo rango de otros microorganismos contaminantes.

La oxidación directa de la pared celular constituye su principal modo de acción. Esta oxidación provoca la rotura de dicha pared, propiciando así que los constituyentes celulares salgan al exterior de la célula. Asimismo, la producción de radicales hidroxilo como consecuencia de la desintegración del ozono en el agua, provoca un efecto similar al expuesto.

También causa daños a los constituyentes de los ácidos nucleicos (ADN y ARN), provocando la ruptura de enlaces carbono-nitrógeno, lo que da lugar a una despolimerización, de especial interés en el caso de desactivación de todo tipo de virus. Los microorganismos, por tanto, no son capaces de desarrollar inmunidad al ozono como hacen frente a otros compuestos.

El ozono es eficaz, pues, en la eliminación de bacterias, virus, protozoos, nematodos, hongos, agregados celulares, esporas y quistes. Por otra parte, actúa a menor concentración y con menor tiempo de contacto que otros desinfectantes.

No hay que olvidar que, tanto virus como hongos y bacterias, incluidas las cepas resistentes a los antibióticos, por su naturaleza, fuera del hospedador son muy vulnerables, y eliminarlas es relativamente sencillo mediante tratamientos de desinfección con ozono.

Utilidades y ventajas del uso de OZONO.

El ozono ha demostrado ser uno de los mayores desinfectantes, por ello la versatilidad de sus usos. Algunos de ellos son:

  • Desinfectar aire (salud ambiental)
  • Desinfectar agua
  • Esterilizar locales médicos (quirófanos, laboratorios, ambulancias)
  • Desinfectar alimentos, superficies y maquinaria en industries alimentarias (higiene y seguridad alimentaria)
  • Además. de mantener desinfectado almacenes, maquinas. equipos e instalaciones de la industria.

Finalmente, es ampliamente usando la potabilización  de aguas, riegos, sanitización de cultivos. esterilización
de semillas, desinfección da cámaras frigoríficas  y automoción. Cuando se considera la desinfección de espacios con alta  concentración de gente, se deben considerar  los siguientes aspectos sobre el biocida a utilizar:

  • Amplia eficacia
  • Evaluar la introducclén de otros elementos Peligrosos
  • Potencial de peligrosidad para las personas
  • Impacto sobre el medioambiente y sobre la: propiedades
  • Calidad de los productos
  • Percepción Dositiva del consumidor del biocida

El Ozono cumpliría con gran parte de los ideales de un biocida (sustancia natural empleada para destruir microorganismos en el aire):

  • Alto poder desinfectante, destruye los microorganismos del aire, superficies y el agua
  • Por ser un gas tiene la capacidad de penetrar en todos los rincones del ambiente tratado.
  • Es efectivo para prevenir alergias, asma e infecciones.
  • Es reconocido como sistema de desinfección y esterilización eficaz, por diversos órganos de Salud a nivel mundial.
  • Se puede utilizar como sistema de desinfección en continuo
  • Actúa rápidamente y es efectivo aún en bajas concentraciones
  • Ecológico y 100% natural, desaparece fácilmente sin generar sustancias peligrosas que puedan perjudicar la salud y/o el medioambiente
  • En concentraciones recomendadas para su efecto biocida no causa deterioro en los materiales
  • Tiene un bajo costo, siendo seguro y fácil tanto para manejar como para aplicar
  • Por desintegrarse a temperatura ambiente no genera contaminación química
  • Contribuye a propiciar un ambiente limpio y libre de olores. No camufla los olores, los destruye
  • Su empleo no está prohibido en presencia de personas y alimentos
  • Disminuye la cantidad de personal de limpieza
  • No interrumpe ni retrasa el trabajo cotidiano de limpieza
  • No se necesita usar productos químicos nocivos
  • Destruye los elementos inorgánicos, como: nicotinas, alquitranes, amoniacos, etc.
  • Tiempo reducido de aplicación sin necesidad de presencia humana
  • Gran poder oxidante es el mejor bactericida, viricida y germicida
  • Produce oxigenación e higiene completa en la habitación.
  • En el estado gaseoso puede alcanzar y desinfectar los conductos de aire y los lugares impermeables.

Además de las ventajas que se han expuesto en el uso del ozono, y que responden a la mayoría de los aspectos a considerar se pueden remarcar otros que pueden ser de interés.

  • El O3 es un biocida ideal para ser considerado dentro de un programa de desinfección continuo, tanto en el espacio aéreo como en elementos y maquinarias de uso cotidiano. Con un adecuado diseño del tratamiento se puede evitar el deterioro y contaminación del recinto por parte de microorganismos, así como proteger contra cualquier foco de infección.
  • Su uso está autorizado en presencia de personas y alimentos. Su uso está aprobado  por organismos internacionales como  la FDA (Administración Americana de Alimentos y Medicamentos-). Asimismo el ozono está incluido en la Directiva 98/8/CE del Parlamento Europeo.
  • El ozono no camufla el olor, lo destruye. De esta forma no solo desinfecta  sino que mejora el aire respirable del recinto donde están las personas.
  • El ozono se revela también como oxidante de otros productos químicos muy tóxicos, como es el caso del monóxido de carbono (CO), al cual que convierte en dióxido de carbono (C02) no perjudicial para la salud, o el de los plaguicidas utilizados para controlar la aparición de insectos o roedores.
  • Sin residuos y con plazos de seguridad cortos. El Ozono se descompone
    sin dejar rastro en el aire o el agua de elementos que puedan ser perjudiciales para la salud o el medio, además de no ceder ningún sabor al agua.
  • No afecta las características organolépticas de los alimentos, ya que actúa únicamente en superficie.
Rayos UV Tratamientos Químicos Ozono
Método de desinfección Estático Estático Puede ser dinámico
Espectro de Acción Común Común Amplio
Efecto desinfectante Común Común Amplio
Genera Residuos secundarios NO SI NO
Eliminación de Olores NO NO SI
Manipulación FÁCIL COMPLEJA FÁCIL
Vida útil del equipamiento < 10,000 horas < 10,000 horAS

Tabla comparativa entre distintos medios de desinfección,
Fuente: Broad Dis infection cabin Introduction March 02 2020

El OZONO: La solución propuesta.

La propuesta consiste en una primera etapa en atacar por cuatro frentes de manera simultánea

Instalar cabinas de desinfección por OZONO en:

  • Edificios Oficiales
  • Privados
  • Aeropuertos
  •  Estaciones de ferrocarril
  • Estaciones de subtes
  • Hospitales
  • Shopping
  • Centros comerciales
  • Oficinas
  • Universidades
  • Escuelas

Y cualquier otro lugar con tránsito intenso de personas, para mitigar la propagación del Covid-19 en la población y permitirle movilizarse para desarrollar sus tareas de manera más segura y fundamentalmente, proteger a sus familias al volver al hogar.

Ozonización de espacios donde se pueda generar aglomeración de personas

  • Para una desinfección eficaz de estos espacios, debe calcularse el volumen de las mismos asumiendo que se debe de alcanzar una concentración de ozono de 1ppm y mantenerla durante, al menos 15 minutos.
  • La correcta administración del ozono garantiza una alta desinfección del recinto tratado, así como la eliminación de su característico olor, dejando en él un ambiente seguro, fresco y agradable
  • El tiempo de tratamiento depende de varios factores a determinar en el diagnóstico inicial, entre ellos el volumen de la habitación, el grado de desinfección deseado, el tiempo disponible para llevarlo a cabo, el nivel de carga biológica contenida en el ambiente, el tipo de patógeno a eliminar, etc.
  • Por ello los generadores de Ozono, disponen de un autómata que controla el funcionamiento del equipo, y gracias al cual se puede abarcar cualquier tipo de tratamiento de choque.

  a. Sistema de choque 
Se aplica una muy alta concentración de ozono en un tiempo reducido, obteniendo así una desinfección total del recinto a tratar sin presencia de personas al momento del tratamiento.
Este tratamiento se realiza con equipos portátiles de altas prestaciones, que generan concentraciones superiores a los 8 ppm de Ozono.

  b. Sistema de mantenimiento
Se caracterizan por generar bajas concentraciones de ozono, que no deben superar las 0.1 PPM, para que ni el público ni el personal puedan sentir molestias.
Aun a estas bajas concentraciones de ozono, se logran efectos virostático y bacteriostático.

 Sanitización con OZONO de vehículos de transporte

  • Según un estudio del National Center for Biotechology de los Estados Unidos se  establece cuáles son los sectores de los vehículos con mayor concentración de microorganismos en los medios de transporte.
  • En los tratamientos de Ozono, se inunda el habitáculo del vehículo a desinfectar con este potente gas viricida, creándolo in-situ mediante un cañón de ozono. Todo lo que esté dentro del vehículo quedará expuesto al Ozono y a su potente poder antiviral y desinfectante, destruyendo con una efectividad del 99,997%, todos los virus, coronavirus (SARS-CoV,COVID-19,MERS-CoV), bacterias y microorganismos de las áreas tratadas.
  • Con este sistema, se garantiza la calidad aeróbica, manteniendo a la vez el circuito de aire acondicionado en circulación esterilizando todos los conductos.
  • Con este procedimiento no solo eliminaremos todas las toxicidades, también todo tipo de sustancias alérgicas. Del mismo modo, eliminando a la vez los malos olores y el desarrollo de hongos y bacterias.

Sanitización con OZONO de vehículos sanitarios y ambulancias

  • Para la desodorización y desinfección aeróbica NO se deben utilizar ambientadores perfumados ni aerosoles. Se debe realizar un tratamiento con cañón de Ozono externo, para garantizar que en la ambulancia no se respire ningún tipo de tóxico.
  • Al diseñar un plan de limpieza de ambulancias, debemos tener en cuenta la gran responsabilidad que con ello asumimos dado que en él se transportan personas con diversas patologías, que en algunos casos, son desconocidas por ellas mismas como procesos víricos en proceso de incubación, siendo portadores de bacterias, gérmenes, virus, microorganismos, etc. a los establecimientos hospitalarios.
  • Debemos verificar por encima de todo las condiciones de higiene y debemos  conseguir excelentes niveles de esterilización incluso en aquellas zonas de difícil acceso como instrumental médico, muelles, fondos, articulaciones, y demás zonas ocultas.
  • NO se deben utilizar productos químicos para la limpieza de ambulancias, ya que suponen un deterioro material y una contaminación ambiental. De la misma manera que sufren especialmente aquellas personas que pueden pasar más horas dentro de las mismas. Tampoco se deben utilizar ninguna metodología que remueva el polvo ya que e En un solo gramo de polvo en el aire podemos encontrar más de 12 millones de bacterias. Estas bacterias pueden llegar a afectar negativamente la salud de sus usuarios y de los propios empleados de la empresa.
  • Con este procedimiento no solo eliminaremos todas las toxicidades, también todo tipo de sustancias alérgicas. Del mismo modo, eliminando a la vez los malos olores y el desarrollo de hongos y bacterias.

Efecto Germicida o Microbicida del OZONO

Por microbio se entiende toda forma de vida que no puede ser vista por el ojo humano, sino por el uso del microscopio. Estos seres vivos permanecen sobre todo tipo de superficies, o bien flotan en el aire asociados a partículas de polvo o a minúsculas gotas de agua en suspensión, siendo los causantes de todo tipo de enfermedades contagiosas, especialmente en sitios cerrados. A estos microorganismos, debido a su capacidad para provocar enfermedades contagiosas, se les llama patógenos.

El Ozono es el único antiséptico completo, es eficaz en la eliminación de bacterias, virus, protozoos, nematodos, hongos, agregados celulares, esporas y quistes (Rice, 1984; Owens, 2000; Lezcano, 1999). Por otra parte, actúa a menor concentración y con menor tiempo de contacto que otros desinfectantes como el cloro y el dióxido de cloro. Destruye fácilmente los gérmenes patógenos como el E. Coli y la Salmonela del ambiente, impidiendo la aparición de mohos y otros hongos.

Su principal modo de acción es la oxidación directa de la pared celular, esta oxidación  provoca  la  ruptura  de  dicha   pared,  propiciando  así que  los constituyentes celulares salgan al exterior de la célula.

Los daños producidos sobre los microorganismos no se limitan a la oxidación de su pared: el ozono también causa daños a los constituyentes de los ácidos nucleicos (ADN y ARN), provocando la ruptura de enlaces carbono-nitrógeno, lo que da lugar a  una despolimerización.  Los  microorganismos,  por  tanto, no  son  capaces  de desarrollar inmunidad al ozono como hacen frente a otros compuestos.

Además  el ozono, oxida  sustancias  citoplasmáticas, mientras que  el cloro únicamente produce una destrucción de centros vitales de la célula, que en ocasiones no llega a ser efectiva por lo que los microorganismos logran recuperarse (Bitton, 1994).

No se pueden establecer límites en el número y variedad de especies de microorganismos que puede eliminar, dado que actúa sobre estos a varios niveles y no pueden desarrollar inmunidad al ozono, ya que éste oxida su pared celular, rompiéndola y atacando directamente los constituyentes de los ácidos nucleicos (ADN y ARN).

A) Efecto Bactericida

Una de las ventajas más importantes del ozono con respecto a otros bactericidas es que su efecto se pone de manifiesto a bajas concentraciones (0,01 p.p.m. o menos). Incluso con periodos de exposición muy cortos, un efecto bacteriostático ya resulta perfectamente observable.

La diferencia entre un efecto bactericida y un efecto bacteriostático reside en que un agente bactericida es capaz de matar a las bacterias y sin embargo, un agente bacteriostático no llega a matarlas pero si les impide reproducirse, frenando rápidamente el crecimiento de sus poblaciones.

Aunque teóricamente sean efectos muy distintos, en la práctica una población de bacterias sin capacidad de reproducción es una población condenada a su desaparición. De hecho, agentes antimicrobianos tan importantes como algunos antibióticos basan su poder en una acción bacteriostática.

B) Efecto Viricida

Los virus, hoy considerados frontera entre los seres vivos y la materia inerte, no son capaces de vivir ni de reproducirse si no es parasitando células a las que finalmente destruyen. A diferencia de las bacterias, los virus siempre son nocivos y provocan enfermedades tan comunes como son la gripe, el catarro, el sarampión, la viruela, la varicela, la rubéola, poliomielitis, hepatitis, etc.

El ozono actúa sobre los virus oxidando las proteínas de su envoltura y modificando así su estructura tridimensional. Al ocurrir esto, el virus no puede unirse a ninguna célula hospedadora, resultando inhibido. Sin reconocer su punto de anclaje y al encontrarse desprotegido, no puede reproducirse y muere.

C) Efecto Funguicida

Existen ciertos tipos de hongos que tienen la capacidad de provocar enfermedades. Otros muchos son capaces de ocasionar alteraciones en nuestros alimentos, haciéndolos inaceptables para su consumo, como es el caso del moho.

D) Efecto Esporicida

Existen algunos hongos y bacterias que cuando las condiciones son adversas para su desarrollo, fabrican una gruesa envoltura alrededor de ellas y paralizan su actividad metabólica, permaneciendo en estado de lactancia. Cuando las condiciones para su supervivencia vuelven a ser favorables, su metabolismo recupera la actividad.

Estas formas de resistencia se conocen como esporas y son tíícas de bacterias tan patógenas como las que provocan el tétanos, la gangrena, el botulismo o el ántrax

Este tipo de mecanismo de resistencia hace muy difícil luchar contra ellas y tratamientos útiles en otros casos como las altas temperaturas y multitud de antimicrobianos, se vuelven ineficaces en estos casos. Con la ozonización son eliminados radicalmente.

E) Efecto Protozoicida

Algunos de los microorganismos, como la Giardia lamblia o el más infame Cryptosporidium, causante de la mayoría de las diarreas contraidas el día en que se visita una piscina, habitan prácticamente en todas las aguas que no dispongan de tratamiento por Ozono. Incluso ha llegado a infectar a miles de usuarios de agua de red pública de grandes núcleos urbanos. Podemos considerar al Ozono como el único desinfectante válido para su eliminación.

F) Efecto Priocida

Un prión es una partícula infecciosa formada por una proteína denominada priónica, que produce enfermedades neurológicas degenerativas transmisibles tales como la tembladera, la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob y la encefalopatía espongiforme bovina.
La ozonización eliminará esta forma de contagio en todo tipo de ambientes, evitando así posibles daños celulares.

Dr. Víctor Daniel Sweczuc
Responsable del Área de Química Ambiental

Ver Curriculum Vitae completo >