Nuestra fundación se origina en la comunión de variados criterios que concluyen en una premisa básica: la convicción que la subsistencia de la especie humana resulta supeditada a la preservación del medio en que se ha desarrollado.

Y ello demanda, además de naturales intuiciones y simpatía por la idea, acciones concretas que no pueden aplazarse.
Pero tales medidas solo pueden obedecer a un riguroso análisis científico de la situación y ser diseñadas por especialistas, nucleados en una organización sin fines de lucro, independiente, apolítica, multicultural y con claras capacidades de gestión, tanto en el plano nacional como internacional.

Tal conclusión nos llevó a convocar, en las múltiples áreas que abarca la tarea, a profesionales que, por su experiencia, antecedentes, publicaciones, actuación, etc. demuestran las innegables condiciones que demanda la misma.

Sobre esta plataforma es que pretendemos intervenir y efectuar los aportes que resulten menester en el debate, diagnóstico, determinación, remediación, escala, proyección y concreción de soluciones de los acuciantes problemas de la materia ambiental.

Entendemos que ello nos habilita para un diálogo constructivo con todos los sectores afectados y con aquellos capacitados para contribuir a soluciones conducentes, tanto desde la condición de poderes públicos, como desde el enfoque empresarial, industrial y del comercio.

La seriedad, información, integridad y transparencia serán las pautas rectoras de nuestra actividad.