Un informe elaborado por Greenpeace, en colaboración con el Centro Aeroespacial de Alemania, ha demostrado que para el año 2050 el planeta Tierra podría abastecerse únicamente con energías renovables y prescindir de los combustibles fósiles.

Greenpeace, junto al Centro Aeroespacial de Alemania, han demostrado en ‘[R]evolución Energética 2015’, un estudio elaborado por ambos, que el planeta podría servirse de las energías renovables y eliminar el uso de los combustibles fósiles.

El modelo que describe el estudio añade que, además, se crearían más empleos que con el sistema energético actual. Solo el sector de la energía solar crearía el mismo número de empleos que tiene actualmente el sector del carbón.

El informe afirma que, en los próximos 15 años, el porcentaje total de energías renovables llegaría a un 64%, superando el 21% actual. Esto permitiría que, a pesar del rápido crecimiento de países como Brasil, China o India, las emisiones de CO2 se reducirían a 20 gigatoneladas para 2030, lo que supone 10 gigatoneladas menos que las que se emiten actualmente.

“Las industrias eólica y solar han alcanzado la mayoría de edad y son económicamente competitivas frente al carbón. Es muy probable que reemplacen a la industria del carbón en puestos de trabajo y suministro de energía en la próxima década. Es responsabilidad de la industria de los combustibles fósiles prepararse para estos cambios en el mercado de trabajo. Los gobiernos tienen que gestionar el desmantelamiento de esta industria que se está convirtiendo rápidamente en obsoleta. Cada euro invertido en nuevos proyectos de combustibles fósiles es un capital de alto riesgo que podría terminar siendo un coste hundido”, afirmaba Sven Teske, investigador de Greenpeace que ha formado parte del estudio.

“No debemos permitir que la presión ejercida por los intereses creados por la industria de los combustibles fósiles se interpongan en el cambio hacia las energías renovables, que son la manera más eficaz y más justa de tener un futuro energético limpio y seguro, por lo que merece los costes de inversión. Insto a todos los que dicen que no se puede hacer, a leer este informe y reconocer que se puede hacer, que se debe hacer y que será para el beneficio de todos”, declaraba Kumi Naidoo, director de Greenpeace Internacional.

“Con este nuevo escenario presentado por Greenpeace , el acuerdo climático de París debe ofrecer una visión a largo plazo para la eliminación del carbón, el petróleo, el gas y la energía nuclear para mediados de siglo, alcanzando la meta de 100% de energías renovables con acceso a la energía para todos”, concluía Naidoo.

La cumbre climática de París tendrá lugar en menos de tres meses y le dará la oportunidad a los grandes líderes mundiales de tomar el camino correcto para luchar contra el cambio climático, con una transformación del sector energético mundial que se aleje, poco a poco, del uso de los combustibles fósiles en favor de un modelo 100% renovable.

Fuente: Antena3